-->

Autor de Guerra Mundial Z llama al Covid-19 una llamada de atención a la humanidad

Con los casos confirmados de coronavirus aumentando a un ritmo exponencial, el planeta entero está sufriendo la enfermedad pandémica más grande en lo que va del siglo.



El coronavirus ya ha cambiado nuestra forma de vida, y es probable que la situación empeore antes de que mejore.


Hollywood ha estado prediciendo este tipo de eventos durante mucho tiempo, y los espectadores están recurriendo a películas como Epidemia y Contagio en los servicios de streaming como Netflix y Amazon Prime para tratar de encontrarle sentido a todo lo que está pasando.


"En el primer día eran dos personas, y luego cuatro, y luego dieciséis."




Max Brooks es un escritor que ha estado pensando en una enfermedad pandémica en el contexto de su trabajo creativo durante años.


En un reciente Ask Me Anything de Reddit, el autor de Guerra Mundial Z ofreció su opinión sobre cómo la actual crisis del coronavirus en la vida real se compara con el brote de zombis retratado en su famosa obra.


QUIZÁS TE INTERESE:  Los zombis reales de Haití

La novela de Guerra Mundial Z se convirtió en la película del mismo nombre protagonizada por Brad Pitt en el 2013, y se le atribuye de proveer una explicación precisa y bien investigada de cómo se puede propagar una pandemia descontrolada.




Brooks comento: "La analogía a la que sigo regresando es la Gripe Española."
Brooks tomó la precaución de no equiparar el coronavirus con el patógeno zombi que puso al mundo de rodillas en su famosa obra.


Aunque, aún considera la crisis actual como una "llamada de atención" para un mundo mal equipado para manejar una pandemia seria.




Escribió, "Creo que el coronavirus será tan peligroso como se lo permitamos.
No es el fin del mundo, pero debemos tomarlo en serio, implementar medidas para frenar la propagación, reunir los recursos del gobierno y de la industria para encontrar una vacuna y un tratamiento.




Como ciudadanos normales, necesitamos pensar en lo que podemos hacer: distanciamiento social, lavarnos las manos, evitar las multitudes, y por el amor de Dios, ¡quedarse en casa si se está enfermo!


No podemos pensar sólo en, ‘¿Puedo contagiarme?,’ tenemos que pensar, ‘¿A quién podría contagiar?’


Tenemos el poder de mejorar esta situación, pero necesitamos tomar las decisiones correctas."


Todo eso suena muy parecido a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y su contraparte estadounidense, el Centro de Control de Enfermedades.




De lo que Brooks se dio cuenta en el curso de la investigación para escribir Guerra Mundial Z es que los seres humanos tienden a ser lentos para crear una respuesta institucional a una amenaza como el coronavirus.
Como se describe en su libro, los países ricos tienden a dar por sentada su salud pública.


Esto puede generar situaciones como la que se está desarrollando en Estados Unidos e Italia.




Todas las medidas expuestas por Brooks están destinadas a mitigar la propagación de la enfermedad en casa, como un medio para "aplanar la curva de propagación," y reducir el impacto en nuestro prontamente sobrecargado sistema de salud.


Publicada en el 2006, la novela de Brook se subtitula "An Oral History of the Zombie War."


La historia se desarrolla a través de una serie de entrevistas y relatos de primera mano de la gente que está en la primera línea de la batalla del brote.




Esta clase de enfoque retrospectivo da un tono inusual para un thriller, es como si Brooks presentase el recuerdo colectivo de un desastre existencial en el planeta.


Una de las características más destacadas de Guerra Mundial Z es la advertencia implícita a los gobiernos del mundo de no restar importancia a la amenaza de una pandemia.




En Reddit, Brooks expresó su esperanza de que el gobierno de los EE.UU. no adopte la misma respuesta imprudente que describe en su libro.


Los riesgos personales son altos para Brooks. Su padre, la leyenda del cine y la comedia Mel Brooks, tiene 93 años y está en el grupo demográfico de mayor riesgo de complicaciones graves si contrae el coronavirus.


"Si me da el coronavirus, probablemente estaré bien. Pero si infecto a mi padre, y él podría pasárselo a Carl Reiner, quien a su vez podría dárselo a Dick Van Dyke, y antes de darme cuenta, habré acabado con toda una generación de leyendas de la comedia."




Brooks escribió en Reddit, "Tengo que tener mucho cuidado de no infectar a mi padre.


Por eso he cancelado algunas apariciones y puede que tenga que cancelar todo el tour de mi libro y hacer un tour virtual.


Pienso en mi padre y mi suegra (quien ha tenido cáncer de pulmón dos veces) y en toda la gente vulnerable de mi vida que yo podría infectar si no tengo cuidado."



Aunque no seamos miembros de la población de mayor riesgo, sigamos el ejemplo de Brooks y practiquemos una buena higiene para proteger a nuestros amigos, familiares y vecinos vulnerables al coronavirus.


Anuncio
Anuncio
BERIKAN KOMENTAR ()