CUÍDAME A MI MUÑECA

Ashley desde chica tenía una muñeca que le regaló su mamá, la veía como su hija prácticamente. Un día los padres de Ashley le dijeron que se irían de vacaciones, que se llevara lo básico, ropa, maquillaje lo que ocupara. 



Ashley les preguntó que, si se podía llevar a su muñeca, a lo que el padre muy firme responde que no, no era necesario ya que solo se irían 3 días.

Esto decepcionó mucho a la joven, no quería dejar a su muñeca sola, así que optó por dejársela a un amigo muy cercano a ella cuyo nombre era George.
Le habló explicando la situación y un poco incómodo el amigo de Ashley aceptó cuidar a la muñeca, total, no sería un fastidio.


El día que se iban a ir, Ashley fue a casa de su amigo a dejarle la muñeca, le comentó que a veces hacia bromas y que tuviera cuidado de noche, que la atendiera bien y sobre todo que le pusiera atención. George pensó que era una broma o solo lo quería asustar e ignoró eso. Le dejó la muñeca y acto seguido, se fue.




George pensar que cuidar de una muñeca era muy tonto, la dejó en una silla y se fue a su cuarto jugar videojuegos. Llegó la noche y George estaba cenando, pero le dio curiosidad ver si la muñeca seguía donde la puso. Así que se levantó y fue a checar. Su sorpresa, ahí seguía.


Pensó que seguía siendo una tontería cuidar de la muñeca, pero bueno, olvidó el tema y se fue a dormir. A eso de la 1 de la madrugada George se levantó porque quería ir al baño, y mientras caminaba por el pasillo, observó al fondo que una sombra cruzó frente a él. Claro que, pensó que eran sus papás y no le importó mucho.


A la mañana siguiente en el desayuno, George les pregunta a sus papás que si porque estaban despiertos de madrugada. Ambos le responden que en ningún momento se levantaron. Al principio el chico pensó que era una broma de ellos y lo volvió a dejar pasar, pero no sin antes checar que la muñeca seguía en la silla, y efectivamente ahí estaba.


Llega la segunda noche y George decide jugar videojuegos hasta tarde. A eso de las 12 se cansó y decidió irse a la cama, no sin antes bajar por un vaso de agua. Total, que camina por el pasillo y empieza a bajar las escaleras, toma su vaso de agua y en ese momento le entró la curiosidad de saber si la muñeca estaba en la silla. Fue a checar y esta vez no estaba.


En cuanto no la vio, comenzó a escuchar como alguien corría del piso de arriba, en ese momento se dio cuenta que algo no estaba bien. Empezó a subir las escaleras lentamente, cuando llegó al pasillo, observó que la puerta de su habitación estaba abierta y fue ahí cuando la vio. La muñeca parada en su puerta, y parecía ser que tenía algo en la mano.




Fue ahí cuando George gritó a sus papás, en eso salieron corriendo, prendieron todas las luces y le dijeron que es lo que pasaba. El chico les explicó y acto seguido fueron a checar si la muñeca estaba ahí y efectivamente, se encontraba en la silla. George no lo podía creer, él había visto a la muñeca. Esa noche batalló para dormir.


A la mañana siguiente a eso de las 6 le habló temprano a su amiga por el chat, y esta fue la pequeña conversación:


- Hola Ashley, como van tus vacaciones


- ¡¡¡Hola George, excelentes!!! Y tú, ¿que tal se porta mi muñeca?


- De eso quería hablarte, ayer que bajé a la cocina por un vaso de agua fui a checarla y no estaba, subí las escaleras y estaba en la puerta de mi cuarto sosteniendo algo, no pude ver que era...


- ¿Hiciste lo que te pedí George?, que la atendieras?
- No Ashley...


- Fue eso, la muñeca al no ser atendida se sintió sola y enojada, está sacando toda la furia contigo George, te di instrucciones claras y no las seguiste, ahora aguanta hasta mañana, ya casi llego.


- ASHLEY ES UNA MUÑECA QUE IBA A SABER QUE HARÍA TODO ESO. LA VOY A TIRAR O QUEMAR.


- No lo hagas George, si le haces eso la muñeca se desquitará contigo. Yo ya lo he intentado y siempre vuelve... espérame a mañana, ya me tengo que ir, cuídate George.


- Maldita seas Ashley, rayos, espero que vengas mañana, me metiste en un gran problema.


Todo el día transcurrió normal cuando llegó la noche y fue ahí donde George se puso nervioso. No le quitaba los ojos de encima a la muñeca, puso una silla frente a ella, siempre la veía para que no se escapara. A eso de las 4 de la mañana el chico cayó porque estaba cansado. No pasó ni una hora cuando algo lo despierta, era la muñeca que le había tocado el cabello.


George observa a la muñeca y esta simplemente le levanta su mano como saludándolo. De repente pasa algo que nunca se imaginarían. La muñeca atraviesa con su mano el corazón de George, sacándoselo.


Obviamente el chico cae al piso con toda la sangre, mientras la muñeca se ríe y se come el corazón. A eso de las 7 los papás ven la peor escena de su vida, su hijo tirado, con mucha sangre, y la muñeca en la silla sentada sonriendo. La mamá grita e inmediatamente llama a la policía.




A ciencia cierta no pudieron saber qué fue lo que pasó realmente, pero que, si tenían respuestas, le llegarían. Unas horas después llega Ashley a la casa de George, en plena escena del crimen, tenía cinta amarilla de no pasar. No había nadie en la casa así que no le importó meterse.


Estaba ahí la muñeca en la silla, Ashley le dice: "Tuviste lo que querías, ¿Contenta?" Al fin la muñeca habla y le contesta: "Muy contenta, espero que tengas mi siguiente víctima el próximo año...
"
Anuncio
Anuncio
BERIKAN KOMENTAR ()