Científico de la NASA crea un concepto de motor que puede alcanzar “velocidades cercanas a la de la luz”

Un científico de la NASA ha creado un nuevo concepto para un motor que, según él, puede moverse "cerca de la velocidad de la luz", todo sin partes móviles, ni necesidad de combustible.



El documento, escrito por David Burns del Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA, analiza un "motor helicoidal" que puede usarse para viajar a través de distancias interestelares, enviar astronautas a la luna en aproximadamente un segundo y a Marte en menos de 13 minutos, según The Sun, que informó primero la noticia.




"Se propone un nuevo concepto para la propulsión en el espacio en el que el propulsor no se expulse del motor, sino que se capture para crear un impulso específico casi infinito", escribió Burns en el resumen del artículo. "El motor acelera los iones confinados en un bucle a velocidades relativistas moderadas, y luego varía su velocidad para hacer ligeros cambios en su masa. El motor mueve los iones hacia adelante y hacia atrás a lo largo de la dirección de desplazamiento para producir empuje. Este motor en el espacio podría ser utilizado para el mantenimiento de estaciones satelitales a largo plazo sin repostar ".




"También podría propulsar naves espaciales a través de distancias interestelares, alcanzando velocidades cercanas a la de la luz", agregó Burns en el resumen. "El motor no tiene partes móviles que no sean iones que viajan en una línea de vacío, atrapados dentro de los campos eléctricos y magnéticos".

La idea de Burns es novedosa, ya que elimina por completo uno de los componentes más pesados del vuelo espacial: el combustible.





La NASA está estudiando la posibilidad de usar hielo y agua en la superficie de la luna como combustible para cohetes, pero cualquier solución potencial probablemente estaría a años, si no a décadas, de distancia.

El concepto, que Burns admitió que no está seguro de que sea viable, se inspira en aceleradores de partículas de alta tecnología, similar a lo que se ve en el Gran Colisionador de Hadrones en el CERN.




"Si alguien dice que no funciona, seré el primero en decir que valió la pena intentarlo", dijo Burns en una entrevista con New Scientist. "Hay que estar preparado para avergonzarse. Es muy difícil inventar algo nuevo bajo el sol y que realmente funcione"
Anuncio
Anuncio
BERIKAN KOMENTAR ()