Los enigmas de la glándula pineal

La glándula pineal es algo más que nuestro tercer ojo. Es un pequeño director de orquesta inspirado por la luz del sol, ella es quien acompasa de modo sutil nuestros ciclos, nuestros instantes de relajación, nuestro despertar a la madurez.

Las culturas ancestrales, siempre más adelantadas de lo que pensamos, ya sabían o intuían que esta glándula encerraba un enorme potencial, y no son pocas las referencias a ella que podemos encontrar en los más variados soportes.


Anuncio
Anuncio
BERIKAN KOMENTAR ()